Ventajas de un leasing habitacional

Ventajas de un leasing habitacional

Descubre las ventajas y beneficios de un leasing habitacional

Actualmente las entidades bancarias te ofrecen varias alternativas de financiación para comprar vivienda, entre esas resaltan el crédito hipotecario y el leasing habitacional. Si deseas solicitar alguna, debes tener en cuenta que una no es mejor que la otra, sino que, dependiendo de tus condiciones actuales y capacidad de pago, una se ajustará mejor que la otra.

Si aún no has decidido qué tipo de financiación deseas solicitar, te recomendamos que leas en qué consiste el leasing y algunos de los beneficios que te ofrece.

¿Qué es el leasing habitacional?

Esta opción de financiamiento consiste en algo similar a un contrato de arrendamiento, donde el banco te entrega la propiedad que deseas comprar a cambio de un pago mensual. Dicho pago puede durar entre 10 a 15 años y, a diferencia de un arrendamiento normal, incluye impuestos, intereses y seguros.

Una vez finalice el contrato, puedes ejercer la opción a compra o desistir de adquirir la propiedad.

Principales ventajas

  • Dependiendo de la entidad que escojas, el porcentaje de financiación de la vivienda puede ser de hasta el 100%, mientras que los bancos suelen prestar créditos hipotecarios de máximo el 70% del valor comercial.

  • Una vez cumplido el término del contrato, tienes la facilidad de ceder el contrato de Leasing a terceros sin tener que pagar los gastos de escritura y registro.

  • Durante la vigencia del contrato, la entidad financiera figura como la propietaria de la vivienda, por lo cual es un bien inembargable.

  • En caso de que no desees adquirir la vivienda ni cederla a terceros, tienes la opción de hacer un acuerdo de restitución voluntaria de la propiedad.

  • Las personas asalariadas pueden reducir la base sobre la que pagan la retención en la fuente.

  • Si ejerces la opción de compra, no deberás pagar el impuesto de Timbre.

  • El dinero que destinas al arrendamiento mensual puede ser tenido en cuenta sobre el costo total del inmueble.

  • Te permite comprar viviendas nuevas, usadas o sobre planos cuyo valor supere los 123 salarios mínimos.

Recuerda que, sin importar si decides ejercer la opción de compra o desistes de adquirir la propiedad, debes hacerte cargo del avalúo, el impuesto predial, mantenimiento de la vivienda y otros gastos extra.

 

Otros artículos en nuestra sección Leasing habitacional