Perro

Preguntas Frecuentes

¿Qué es un crédito hipotecario?

Un crédito hipotecario es un préstamo para la compra de vivienda que realiza una entidad bancaria o financiera, de hasta el 70% o 80% de la propiedad generalmente, donde se establece una tasa de interés y se elige un plazo entre 5 y 30 años. Este crédito se puede solicitar mancomunado, es decir, en pareja, entre familiares o con quien lo desees y así demostrar los ingresos en conjunto de las personas solicitantes. Si quieres conocer todo acerca de los créditos hipotecarios dá clic aquí

¿Cómo calcular un crédito hipotecario?

Con nuestro simulador podrás calcular tu crédito hipotecario con los siguientes pasos:

  1. Ingresa el valor de la propiedad, ya sea de un proyecto nuevo, o un usado.
  2. Ajusta el porcentaje o ingresa el valor de crédito que quieres solicitar.
  3. Selecciona el plazo en años.
  4. Indica la tasa de interés, puedes consultar las tasas de interés con los bancos o cualquier institución financiera.

Inmediatamente obtendrás un cálculo de tu cuota mensual que tendrás que cubrir, que podrás usar como guía para calcular tu crédito hipotecario y el ingreso mensual aproximado que requieres durante el plazo del préstamo. Recuerda que el ingreso puede ser personal o familiar en caso de obtener un crédito mancomunado.

¿Cómo calcular la cuota de un crédito hipotecario?

Podrás calcular la cuota de tu crédito hipotecario en nuestro simulador con los pasos anteriores, a continuación te daremos los diferentes costos mensuales, debes tener en cuenta:
- Capital: Es el valor del crédito que vas a solicitar, es decir, el valor de la vivienda, menos la cuota inicial generalmente.
- Intereses: Es la tasa que cobra la entidad bancaria por prestarte el dinero, en Colombia existe la tasa efectiva anual y la tasa mes vencido.
- Seguros: La entidad financiera garantiza el dinero prestado, es por eso, que es obligatorio adquirir un seguro de vida y de incendios y terremotos, así la entidad aseguradora, en caso de un imprevisto responde por el dinero.

¿Cómo disminuir los pagos y la cuota de un crédito hipotecario?

Si deseas que el valor de la cuota sea menor, podrás aumentar el número de años, es decir, el plazo de tu crédito, pero significa que a futuro pagarás más intereses. Otra opción es elegir la entidad bancaria con la tasa de interés más baja. Pero si por el contrario quieres disminuir la cantidad de pagos, es decir el plazo, puedes poner más dinero inicial, o aumentar el valor de cuota, así el plazo será menor, y pagarás menos intereses.

¿Cuál es la diferencia entre leasing habitacional y crédito hipotecario?

Crédito hipotecario

  • La entidad financiera te presta hasta el 70% del valor de una vivienda, nueva o usada.
  • Plazo de 5 a 30 años.
  • El inmueble queda a tu nombre en la escritura, desde que te entregan la propiedad.
  • Puedes aplicar a cualquier subsidio de vivienda.
  • Puedes llegar a tener cuotas más bajas que el leasing habitacional
  • Si declaras renta, puedes descontar los intereses del crédito.
  • Puedes seleccionar la modalidad del crédito en UVR (Unidad de Valor Real) o pesos, en UVR aumenta o disminuye conforme a la inflación, mientras que en pesos el valor de tu crédito no cambiará, es fijo.
  • Debes pagar un seguro de vida deudor y un seguro de incendio y terremoto.

Leasing habitacional

  • El inmueble no queda a tu nombre, es de la entidad financiera hasta que decidas ejercer la opción de compra, se escriturará a tu nombre.
  • Plazo de 5 a 20 años.
  • Al no estar el inmueble a tu nombre, no hace parte de tu patrimonio y no tienes que declararlo, pero puedes descontar los intereses del leasing en la declaración de renta.
  • La entidad financiera te presta hasta el 90% del valor de una vivienda, nueva o usada.
  • Elige el tamaño de la opción de compra. Desde $1.000 (mil pesos) hasta el 30% del valor de la financiación. En estos casos, una mayor opción de compra implica menos cuota mensual, pero más dinero a pagar al final del plazo.
  • Solo puedes aplicar a subsidio de viviendas No VIS.
  • Existen dos tipos de leasing habitacional. El leasing familiar y el no-familiar. La diferencia es que en el familiar no puedes subarrendar el inmueble.
  • Debes pagar un seguro de vida deudor y un seguro de incendio y terremoto.