Cómo comprar casa con un Leasing Habitacional

Cómo comprar casa con un Leasing Habitacional

Si quieres comprar vivienda pero no tienes la cuota inicial, puedes solicitar un Leasing Habitacional.

¿Sueñas con tener casa propia pero no tienes el dinero suficiente? ¡No te preocupes! Una excelente alternativa para ti es el Leasing Habitacional.

Este funciona a través de un contrato donde te comprometes a pagar un cánon (como un arrendamiento) para vivir en la propiedad y, una vez acabado el contrato, puedes ejercer la opción de compra de la vivienda o restituirla al banco. A diferencia del arriendo, en este pago mensual están incluidos capital e intereses para el banco.

La principal diferencia entre un crédito hipotecario y el Leasing, es que en este último la propiedad queda a nombre de la entidad financiera, sólo si decides ejercer la opción de compra se hará el traspaso de la vivienda.

Ventajas del Leasing Habitacional

  • En caso de que decidas no quedarte con la propiedad, puedes ceder el contrato sin tener que preocuparte por gastos de escrituración y registro.

  • Dependiendo del banco que escojas, te pueden financiar hasta el 90% del valor comercial de la vivienda, mientras que en los créditos hipotecarios financian máximo el 70%.

  • Al figurar el banco como el dueño de la propiedad, tú no registrarás como activo ni pasivo en su contabilidad. Además no debes incluirlo en tu patrimonio a la hora de declarar renta.

  • Si ejerces la opción de compra, el leasing estará exento de impuesto de timbre.

  • Tienes un plazo de financiación entre los 5 y los 20 años.

  • Puedes acceder a pólizas colectivas para asegurar la vivienda con un seguro de vida.

  • En caso de que ejerzas la opción de compra, tú te encargas de los gastos de escrituración pero no aplican los de hipoteca.

Requisitos para solicitar un leasing

Dependiendo de la entidad financiera que elijas, te serán solicitados ciertos requisitos para poder aceptarte tu leasing habitacional. Por lo general dichos requisitos incluyen:

  • Ser mayor de 18 años.

  • Tener ingresos mensuales.

  • Se permite sumar los ingresos de cónyuge, padres con hijos solteros y entre hermanos solteros.

  • Diligenciar la solicitud del crédito del leasing.

  • El producto aplica para personas naturales.

  • Entregar toda la documentación requerida: fotocopia de la cédula, certificado laboral donde se especifique el cargo, sueldo, tipo de contrato y antigüedad, desprendible de nómina del último mes y la copia de la Declaración de Renta del último año gravable.

Gastos para tener en cuenta

Es importante que tengas en cuenta que con el Leasing Habitacional debes afrontar algunos gastos como el avalúo de la propiedad, el seguro de vida, estudio de títulos, gastos de registro y de escritura, seguro de incendio o terremoto, entre otros.

Si estás pensando en comprar vivienda pero no sabes si es mejor escoger un crédito hipotecario o un Leasing Habitacional, contacta a uno de nuestros especialistas de La Haus, para que, dependiendo de tus condiciones y facilidades actuales, te asesore y te ayude a escoger la opción ideal para ti.