Mitos de comprar vivienda sobre planos

Mitos de comprar vivienda sobre planos

Conoce algunos de los mitos sobre comprar proyectos de vivienda sobre planos

A pesar de todos los beneficios que trae el comprar vivienda sobre planos, es muy común escuchar mitos alrededor del tema. No te dejes engañar por lo que dicen, en La Haus respondemos cinco de los mitos más comunes de comprar casas o apartamentos sobre planos.

Por ser nueva es más cara

Mentira. Este es uno los principales mitos de comprar vivienda sobre planos, la realidad es que, dependiendo de la ubicación, el tipo de vivienda, el área y otros factores, el valor comercial va a variar.

Una de las ventajas de comprar sobre planos, es que la propiedad se va a valorizar sustancialmente desde que la separas hasta que te la entregan.

Te pueden estafar

Es posible. En cualquier tipo de transacción puedes salir estafado, por eso una gran opción es pedir la ayuda de un experto que se cerciore de que no haya ninguna irregularidad.

Investiga la trayectoria de la empresa constructora, la reglamentación y la licencia de construcción, además cerciórate de que efectivamente el proyecto esté respaldado por una fiducia.

El resultado no es como lo pintan

Mentira. Cuando vas a comprar una propiedad te enseñan los planos para que conozcas la distribución de los espacios y su tamaño.

En muchas ocasiones, en las salas de ventas construyen un apartamento modelo para que tengas una idea mucho más clara de cómo se verá finalmente la vivienda. Debes tener en cuenta que la decoración, pintura y diseño de los espacios del modelo, pueden cambiar tu percepción a la hora de que te entreguen tu propiedad.

No entregan a tiempo

Puede suceder. En ocasiones la entrega de las propiedades se retrasa por varios motivos como trámites y permisos. Sin embargo, puede que pase al revés, y la construcción finalice antes del tiempo previsto.

Se devalúa con el tiempo

Mentira. Mucha personas creen que cuando una vivienda es habitada y “deja de ser nueva”, puede devaluarse. Lo cierto es que al tratarse de una edificación nueva tiende a valorizarse con el tiempo, por eso cuando separas la propiedad su valor comercial es menor en comparación a cuando te la entregan.