Conoce los errores más comunes al solicitar un crédito

Conoce los errores más comunes al solicitar un crédito

Evita caer en estos errores para no tener problemas con tu crédito.

¿Llegó tu tan anhelado momento de comprar vivienda? Sabemos lo emocionante que es invertir en una propiedad, tener un techo donde disfrutar de una gran calidad de vida y estabilidad con tu familia. Pero también sabemos que esta inversión es una deuda grande que, probablemente, no puedes asumir de inmediato.

En La Haus queremos que tomes la mejor decisión y que no des el gran paso sin estar preparado, por eso hemos hecho una lista de los errores más comunes al solicitar un crédito de vivienda para que no cometas ninguno.


Aprende todo sobre financiación de vivienda en nuestra guía de crédito hipotecario.


Solicitar el monto equivocado

Ni mucho ni poco, lo ideal es que solicites el valor suficiente para financiar la vivienda. Si pides más del dinero necesario, se hará más larga la deuda y terminarás pagando más intereses al banco.

Por otro lado, si pides menos de lo que deberías, es posible que te toque endeudarte por otro lado para solventar la deuda y cubrir el resto de tus gastos.

Acordar más o menos plazos de los necesarios

Uno de los errores más comunes al solicitar un crédito es no escoger un plazo adecuado para saldar la deuda. Lo más probable es que quieras acabar de pagar la vivienda lo más pronto posible, ¡pero ojo! que tu afán no te cause más de un dolor de cabeza. 

Lo recomendable es que destines el 30% de tu sueldo a la deuda, así podrás pagar otros gastos que tengas. Si pides un plazo corto las cuotas serán más altas y difíciles de afrontar, y si pides un amplio plazo tendrás que pagar más intereses.

Solicitar varios créditos

Un crédito hipotecario es un compromiso bastante grande, por eso no te recomendamos que adquieras otro crédito hasta que termines de pagar el de vivienda.

Cuotas muy altas o bajas

La cuota mensual que pactes debe ser acorde a tu sueldo. Evita sobreendeudarte con cuotas altas o alargar tu crédito con unas más bajas de lo que puedes pagar.

Solicitar el crédito sin un trabajo estable

Si llevas menos de un año en tu trabajo actual, tienes contrato a término definido, por obra o por prestación de servicios, no te recomendamos que solicites un crédito hipotecario. Es esencial que tengas una gran estabilidad laboral para asumir una deuda a largo plazo.

Si además de tener un empleo estable cuentas con varias fuentes de ingresos, tendrás aún más facilidad para asumir la deuda.


Te explicamos cómo calcular el valor de tu crédito hipotecario.

No leer bien el contrato

Sabemos que probablemente no eres un experto en la compraventa de vivienda y en todos los trámites que supone. Por eso es importante que leas con cuidado el contrato para saber las condiciones de la compra y las cláusulas.

En caso de que tengas dudas o te asuste firmar algo sin ser consciente de las consecuencias, una excelente idea es que pidas la asesoría de un especialista inmobiliario, así estarás tranquilo y sabrás qué estás firmando.

No conocer tu situación en centrales de riesgo

Si vas a solicitar un crédito y estás registrado en una central de riesgo, lo más probable es que te sea negado.

Es importante que pagues todas tus deudas actuales antes de pensar en comprar una vivienda con la financiación de un banco.

No pedir ayuda

Lo mejor que puedes hacer para comprar tu vivienda es contar con la asesoría de un especialista inmobiliario, él te ayudará a buscar, negociar y comprar la mejor propiedad para ti. Recuerda que nuestros especialistas de La Haus están disponibles para acompañarte y guiarte en todo el proceso sin ningún costo.