Perro

relacion-casas-mama

La relación de las mamás con una casa ¡Feliz día mamá!

Mayo 07, 2022 · 8 minutos de lectura

El día de las madres es una celebración internacional, hay lugares que incluso tienen dos fechas para resaltar su importancia. ¿Por qué surgió?¿Cuál fue su origen? ¿se lo inventó alguien? ¿Por qué sucede en esta fecha específica?

¿Cuándo empezó a celebrarse el día de la madre?

Como casi todas las costrumbres cotidianas, el origen específico del día de la Madre se desconoce. Desde que tenemos escritura y expresiones creativas humanas se ha reconocido lo que significa la madre en nuestras maneras de habitar el mundo.

Las “venus” paleolíticas, esculturas prehistóricas en el período que los geólogos llaman paleolítico superior hace aproximadamente 38 mil años representan la feminidad fértil haciendo referencia a la tierra y a las mujeres de los grupos humanos.

Casi todas las religiones tienen un arquetipo de mujer fértil-cuidadora o madre, desde los esquimales, todas las derivas de la colonización greco-romana, oriente medio y lejano.

Desde la venus paleolíticas, Prajapati (tradición indochina), Gaia (tradición escandinava), la virgen María (tradición cristiana) y Hera (Grecia-Roma antiguas), la representación de la mujer-madre ha acompañado la historia y las historias humanas.

En algunos casos, la fecha entre Marzo y Mayo se relaciona con la Primavera, sobre todo en las latitudes en las que las estaciones permiten o no la producción de la tierra lo que se relaciona con la fertilidad. En los países tropicales se adoptan estas temporadas aunque el ambiente no presente una relacion similar.

Sin embargo, hay antecedentes que nos muestran momentos de consolidación del sentido que hoy le otorgamos a esa fecha y el rol que tiene en nuestra sociedad. Por ejemplo, el activismo social de mujeres emancipado por la estadounidense Julia Ward Howe. Esta mujer fue promotora de los derechos femeninos y realizó diversas acciones para promover el reconocimiento de la labor de las madres.

El contexto en el que surge su acción se enmarca en la invisibilidad de las acciones de las mujeres en la guerra de secesión y sus cuidados para encargarse de los heridos, fueran de un bando u otro.

A estos días se les llamaba días de la madre por tratarse de mujeres que servían a su patria a través de lo que reconocemos en una madre y el desinterés de sus cuidados.

De esa forma, con la visibilidad que ofreció este escenario histórico, se asigno un día en el calendario para conmemorar este acto de patriotismo femenino.

En Colombia, el entonces presidente de Colombia Pedro Nel Ospina mediante el decreto 748 de 1926 hizo oficial al segundo domingo del mes de mayo como el día de las madres en todo el territorio nacional, según el mismo decreto. Así que en Colombia de manera formal, esta festividad se ha realizado desde hace casi cien años.

Pasa el tiempo y con su devenir, las fechas específicas se van llenando de nuevos significados. A esta, de manera particular la ha afectado un poco el ejercicio comercial que ha resignificado sus intenciones iniciales.

Lo importante es el sentido que tú le das en la familia y resaltar el rol de las mujeres en la sociedad que hoy es, por muchas razones, muy importante.

¿Qué similitud se encuentra entre una madre y una casa?

Esta pregunta que aparentemente es tan obvia pero se presta para tener una comprensión más profunda de lo que significa este día en nuestra sociedad.

Varias de ellas respondieron que tanto una madre como una casa es seguridad.

Julieta Restrepo, madre de Camila Rodríguez de 15 años, opina que la sensación de seguridad que provee una madre se siente en la contención de habitar una casa propia y de poder proveerla para su hija.

“Aquí todo funciona bajo nuestras reglas, nadie puede sacarnos, gobernamos juntas este espacio, nos sentimos a salvo tanto de manera física como metafóricamente”

Julieta explica luego que la importancia de la seguridad radica en que tanto para la mente como para el cuerpo la incertidumbre tiene efectos muy fuertes para la vida. La incertidumbre es inevitable, nadie puede saber qué va a pasar mañana o en una semana pero la sensación de pensar en una madre o de tener una casa propia, ayuda a sobrellevarlo. Ayuda además a proyectar posibilidades aunque la incertidumbre no desaparezca, ni siquiera aunque la situación parezca realmente adversa.

“Nosotras las madres somos cueva protectora, somos templo para la tormenta, es sentirse a salvo de lo impredecible”

En el caso de Julieta esto cobra además un color importante por que tener casa, comprar su casa, le permitió cuidar un capital que era su patrimonio y por la volatilidad de otros tipos de inversiones estaba justamente descapitalizándose.

Entonces frente a los mercados, tener una casa propia le generó seguridad para su tranquilidad mental y para ser madre y brindar esa misma seguridad a su hija, pero además le permitió tener un poco de seguridad y control sobre su patrimonio. Por eso, para ella tener casa propia y ser madre significa seguridad.

Veamos datos: ¿Qué significa para una madre tener casa propia?

Esto puede tener tantas respuestas como madres hay en el mundo. Solamente en enero de este año se reportaron casi 47 mil nacimientos en Colombia.

Para acercarnos a posibilidades fácticas y representativas en nuestro país vamos a tomar algunos apartes de la medición del impacto del programa MI Casa Ya realizado este año.

En el 2016 el gobierno reporta que 17.815 mujeres cabeza de hogar son propietarias de viviendas gratis en el Foro "Ciudades Seguras para Mujeres" y añade que 169.368 mujeres en extrema pobreza han sido incluidas en el programa de gratuidad y 51.268 mujeres de estratos 1 y 2 han adquirido vivienda con el programa Mi Casa Ya – Ahorradores.

En distintos reportes informó que el 70% de propietarios de vivienda en Colombia son mujeres, debido al gran impulso que les ha dado el Gobierno Nacional para que ellas puedan adquirir casa con los subsidios económicos y en especie.

Y aunque las cifras actuales de estos programas no están reportadas por género en los medios directos del Ministerio de Vivienda, sí podemos revisar otros datos en el reciente estudio de evaluación de impacto de lo que estos datos del 2016 nos empiezan a anticipar.

En la Evaluación del programa Vivienda Gratuita del Departamento Nacional de Planeación - DSEPP en conjunto con la Universidad de los Andes se pretende conocer cómo mejora la situación general de un núcleo familiar al obtener casa a través del Programa de Vivienda Gratuita, Más adelante revisaremos los comentarios de la investigación asociada con el programa Mi Casa Ya.

Han identificado que:

1. Hay un aumento de los ingresos totales de esos hogares, para los hombres significa un aumento promedio del 48% del ingreso y para las mujeres de un 26%. Sigue siendo mayor para los hombres que para las mujeres pero muestra una mejoría en los ingresos que

“Podría explicarse con el hecho de que la vivienda está más cerca de lugares con una mayor actividad económica (18% más - en el caso de las mujeres - que el grupo de prueba) respecto a los lugares donde viven las personas no beneficiarias del programa”

2. Efectos en las dinámicas laborales de las mujeres reflejado en la probabilidad de que los menores de 5 años estén en un centro educativo. Así las madres pueden gastar menos tiempo al cuidado de los menores y más tiempo en actividades laborales.

“el Programa de Vivienda Gratuita tiene un efecto positivo en la probabilidad que los niños menores de 5 años estén en un centro educativo de 2.7 puntos porcentuales, correspondiente a un aumento del 9%.

3. Se evidencian mejoras en las condiciones laborales y de contratación y se reduce la probabilidad de trabajar en el sector primario. Aunque no se evidencian efectos deseables como el aumento en la probabilidad de trabajar, en la formalidad laboral, ni en variables de emprendimiento.

_4. _ Finalmente se identificó un efecto positivo en la satisfacción general con la vida de 0.18 puntos. Entre un grupo de beneficiarias y otro que no aplicó al programa hay una percepción de satisfacción del 4% mayor que el del segundo grupo. Esto se discrimina entre percepción general de felicidad (6% mayor) y de satisfacción con el entorno (7% mayor).

Ahora, en el __segundo estudio que nombramos, ya sobre el Programa Mi Casa Ya, realizado por Camacol (Cámara Colombiana de la Construcción) y el DNP (Departamento Nacional de Planeación) más recientemente, la investigadora Maria del Pilar de la Universidad de los Andes reflexiona en materia de género:

“El aprovechamiento de Mi Casa Ya entre hombres y mujeres es muy similar, aunque hay casos de algunas variaciones. Por ejemplo, el impacto positivo sobre la probabilidad de tener acceso a algunos bienes es mayor entre las mujeres; además, hay un hallazgo interesante en el sentido de que los impactos en la formalidad y en los salarios son mayores en las mujeres beneficiarias del programa, que en los hombres beneficiarios”

Añade que revisando la posibilidad del acceso de las mujeres a la formalidad laboral, “en el primer año la probabilidad de que los hombres obtengan un trabajo formal aumenta 15% frente a 30% de las mujeres, mientras que en el segundo año esa variación es de 39% y 55%, respectivamente”.

Ahora sobre el efecto de tener vivienda y los temas de acoso y violencia se encontró que las mujeres beneficiarias de Mi Casa Ya expresaron menor percepción de situaciones de acoso y físico y verbal en las viviendas y en el entorno donde están ubicadas.

Se encontró además que las mujeres lograron un avance en materia de inclusión financiera, usan más cuentas de ahorros (33,71%) y tarjetas de crédito (41,32%) en comparación con los hombres (0 % y 24,5%, respectivamente).

Concluye que tanto el programa como las entidades financieras deben revisar sus modelos de perfilación del riesgo de las mujeres, sobre todo las cabezas de familia o jefas de hogar ya que la probabilidad que tienen las mujeres de lograr el acceso al subsidio es menor, a pesar de que hay más postulantes en el programa.

Le da otra dimensión a la fecha cuando una madre que ya significa seguridad contra la incertidumbre, obtiene la seguridad de una casa. De esa forma, participa en el desarrollo de su familia y el país.

Por eso celebramos a las madres en La Haus, por eso trabajamos para que el acceso a la vivienda sea cada vez más fácil, más cercano y también más seguro.

Escrito por:

La Haus Colombia

Te ofrecemos mejor experiencia para comprar casas y apartamentos en Bogotá y Medellin. Te asesoramos desde que buscas hasta que compras tu nuevo hogar.

Encuentra Apartamentos en venta en Medellín y en Bogotá

  • Apartamento
  • Casa
  • Finca
  • Lote
  • Nueva
  • Usada
  • Ambas