Opciones para invertir en bienes raíces en México

Opciones para invertir en bienes raíces en México

Las mejores formas de invertir en propiedades en CDMX.

¿Quíen dijo que uno sólo compraba un inmueble para habitarlo? Invertir en una propiedad es una excelente idea de inversión, siempre y cuando tengas la liquidez suficiente y paciencia para comenzar a recibir las ganancias.

El mercado inmobiliario en México se mueve a gran escala,y es que para el primer semestre de 2019 el precio de la vivienda en el país aumentó en 9.1%. La ciudad que presentó mayor plusvalía en el año fue Ciudad de México (11.8%), seguida por Quintana Roo (11.4%), Jalisco (11.2%), Nayarit (10.2%), Sinaloa (9,6%), Baja California Sur (9.5%) y Nuevo León (9.5%).

Si estás pensando en comprar un departamento o casa a modo de inversión, te dejamos algunas ideas de cómo hacerlo para que elijas la opción que mejor se ajusta a lo que buscas.

Comprar para rentar

Una de las principales razones que tienen los mexicanos para comprar vivienda es ponerla en renta, ya que les genera una mensualidad fija al mismo tiempo que la propiedad se va valorizando.

Si decides comprar una propiedad para rentarla, hay varios factores que debes tener en cuenta:

  • Ubicación: lo ideal es que busques una colonia central, cerca a todos los servicios que tus inquilinos puedan necesitar como tiendas, restaurantes, gimnasios, colegios, universidades, entre otros.

    Algunas de las colonias más buscadas para vivir son Narvarte, Del Valle, Nápoles, La Roma y Condesa.
     

  • Fácil acceso: la mayoría de personas buscan departamentos que se encuentren bien ubicados, cerca de vías principales y estaciones del metro. Por eso evita comprar una propiedad en un lugar con poca oferta de transporte público y con pocas alternativas de acceso.

  • Tipo de propiedad: te recomendamos comprar un departamento, ya que son mucho más fáciles de rentar en comparación con una casa. Una buena idea es buscar un departamento de dos recámaras, con estacionamiento y con amenidades.

  • Precio: si quieres rentar tu departamento de forma rápida y fácil, debes comprar uno que no sea muy costoso, ya que habrán menos inquilinos que puedan pagar una renta alta.

Recuerda que debes intentar dejar de lado tu preferencia personal para comprar una propiedad que se ajuste a la demanda del mercado.

Comprar, remodelar y vender

Es muy común que las propiedades que tienen varios años de construidas se vendan a un precio inferior en comparación con las modernas. Por eso, una excelente idea es comprar un departamento o casa antigua para realizarle reparaciones, darle acabados modernos y finalmente venderla por un valor mucho mayor.

Esta es una gran opción para ti siempre y cuando tengas el dinero suficiente para adquirir la propiedad y realizar todas las reparaciones. Además, debes tener en cuenta que las adecuaciones van a tomar tiempo, por eso, si lo que quieres es dinero rápido, puede que esta no sea la mejor opción para ti.

Si te interesa adquirir una propiedad en CDMX, te recomendamos entrar a nuestra guía de compra de vivienda.

Comprar en preventa para vender o rentar

¡La mejor forma de ganar plusvalía! Cuando las desarrolladoras comercializan los departamentos en preventa, puedes comprar el tuyo en “lista cero”, a un precio de lanzamiento, mucho más económico que si lo compras construido.

Una vez haya finalizado la obra, el precio de los departamentos habrá aumentado significativamente. Además, otra de las grandes ventajas de comprar un departamento en preventa es que tendrás amplio plazo para pagar el enganche hasta que la propiedad te sea entregada.

Lo importante acá es que debes tener mucha paciencia, ya que el inmueble puede tardar meses o hasta años en ser entregado.

Compra un remate bancario para vender

Los departamentos y casas de remates bancarios se pueden conseguir entre el 30% y el 50% de su valor real. Por eso, si quieres ganar dinero extra invirtiendo en propiedad raíz, una gran opción es comprar un remate para luego venderlo a un valor superior.

De ti depende si deseas hacerle reparaciones para aumentar aún más su precio o si decides venderlo tal cual lo compraste.